¿Estás planeando organizar una boda en Asturias para el verano? ¡Sin duda, la época estival es un momento mágico para celebrar un enlace matrimonial! La luz del verano en esta región es espectacular y en las fotos saldréis maravillosamente. Pero es que, además, la previsión meteorológica para los meses de verano es la más halagüeña de todo el año.

Una boda en verano sin pasar calor

En otras regiones de España, las bodas en verano pueden ser demasiado calurosas, pero en Asturias la temperatura máxima, la mayoría de los días, no supera los 25 grados. Eso ayuda a que los invitados (y la feliz pareja, ¡por supuesto!) puedan ponerse la ropa que les apetezca sin miedo a tener que soportar un calor excesivo.

Además, un aspecto muy importante al planificar una boda en Asturias es la lluvia. Obviamente, es imposible saber si el día elegido va a llover o no, pero lo cierto es que en esta región los meses de verano son los menos lluviosos, con una media de solo 6-7 días de agua. Por ello, es mucho más probable que puedas celebrar tu enlace sin que la climatología lo desluzca. 

Y en estos meses hay más horas de luz, por lo que las bodas por la tarde pueden disfrutarse mucho más rato al aire libre, aprovechando además unos atardeceres preciosos y unos inmensos cielos estrellados.

Un lugar mágico para celebrar una boda en Asturias

Si ya estás planificando tu boda en Asturias en verano, te animamos a elegir un lugar con encanto donde puedas aprovechar la magnífica luz de estos meses y su agradable temperatura. En nuestras instalaciones podrás celebrar tu boda en un palacio y un castillo totalmente habilitados, y además disfrutarás de la auténtica cocina cántabra. ¿Qué más se puede pedir en un día tan especial?